1993 ES EL AÑO QUE KIM BOSCH, CON 21 AÑOS, DECIDIÓ CREAR SU PRÓPIA EMPRESA INTEGRAL DE ORGANIZACIÓN DE EVENTOS, Y DEJAR ASÍ FLUIR SU CREATIVIDAD Y HACER LAS COSAS TAL COMO ÉL LAS VEIA...SIN PREJUICIOS.

LOS INGREDIENTES ERAN SENCILLOS: IMAGINACIÓN, GOSADIA, SORPRENDER, EMOCIONAR, SENTIMIENTO, RESPETO, AMOR, Y SOBRETODO, ORGANIZACIÓN Y DEDICACIÓN EN CADA PROYECTO.

 

AÚN Y TENER LOS CONOCIMIENTOS DE HOSTELERIA Y PROTOCOLO, NO QUISO SEGUIRLOS NUNCA, YA QUE SU PRIORIDAD ERA OFRECER UN SERVICIO NATURAL Y ESPONTÁNEO, Y ESTO A DIA DE HOY TODAVÍA SORPRENDE.

CON ESTE FORMATO, Y LA LEALTAT DE SU GENTE, SIEMPRE HA TENIDO CLARO, QUE OBVIAR LO QUE MARCAN LAS TRADICIONES, Y HACER LO QUE AL CLIENTE LE APETECE REALMENTE, ÉS UNA FÓRMULA QUE NO TIENE LÍMITES.

 

AHORA, DESPUÉS DE CASI 30 AÑOS, DE HABER TRABAJADO EN LOS MEJORES ESPACIOS DEL PAIS, Y CON CLIENTES DE TODO EL MUNDO , TIENE LA SATISFACCIÓN DE TENER EL SUYO PROPIO, ACOMPAÑADO DE ELOY Y ESTHER, SIEMPRE SIENDO FIELES A LA MISMA TEORIA: 

               

LA ÚNICA NORMA ÉS QUE NO HAY NORMAS.